Mantente concentrado, crea claridad.

30. Oktober 2018 Entrenamiento

Últimamente, estos términos están pareciendo cada vez más en mi vida y en varias conversaciones. Por esta razón hoy me gustaría escribir una corta reflexión sobre el tema. Al mismo tiempo, me gustaría dar un impulso para traer un poco más de claridad en un tema que está necesitando clarificación- aquí y ahora. Esta también puede ser una buena ocasión para pensar en dónde te estás enfocando actualmente y donde te gustaría colocar tu enfoque

Cuanto mejor veamos a dónde queremos ir, más fácil nos será llegar allí.

 

Empecemos con el enfoque

Honestamente, no soy un fan de la PNL clásica, el dogma ortodoxo de pensamiento positivo o la obsesiva obsesión con el mindfulness. Todos estos enfoques trabajan mucho con el tema del enfoque. Yo soy más pragmático aquí y amo el siguiente principio  „Hacia donde dirijo mi atención, la energía fluye’’. Afortunadamente, encontré esta sabiduría otra vez hoy en un agradable artículo sobre medidas de prevención en contra del agotamiento.

(Ver el artículo de XING).

 

Es simplemente una ley de la naturaleza

En realidad, es muy fácil de entender esta sabiduría como una ley natural. Sin embargo, ser consciente de o hacerse consciente de a quién o a qué le estás prestando atención no es siempre tan fácil. Esto requiere disciplina de pensamiento y decidir con que es con lo que quieres lidiar.

Algunas veces las personas se comportan como si sus pensamientos no fueran su creación, sino al revés. ¿Muy interesante verdad?

Por esta razón, presta atención sobre donde estás colocando tu enfoque y en donde quieres colocarlo. Ser el creador de tus propios pensamientos o la víctima de los pensamientos que crea nuestro ambiente.

Debes ser particularmente cuidadoso con la información que constantemente estás recibiendo, nos guste o no. Es nuestra la decisión de aceptar algo o no.

 

¿De qué se trata en realidad?

El segundo punto que hoy destacare brevemente es el cuestionamiento de la esencia. Podríamos pasar años preguntándonos de qué se trata realmente esto.

El énfasis en esta pregunta de mi parte no es una llamada a un interminable debate. Mi punto de hoy es defender una reflexión más frecuente y breve sobre la intención de nuestras acciones.

Por lo tanto, la sugerencia número dos sigue: Si lo que hacemos no está de acuerdo con nuestra intención de actuar, entonces tal vez sea un buen momento para hacer algo diferente.

 

¡Funciona, lo prometo!

También es a menudo más efectivo pensar en el „por qué“ que ponderar el „cómo“ . De nuevo, cuanto más simples sean las respuestas, mejor. La mejor respuesta puede ser entendida por un niño. De esa manera se queda mejor en nosotros.

Finalmente tengo un corto tutorial sobre cómo clarificar las cosas en unos pocos pasos:

  1. Piense en un problema o tema que necesita aclaración.
  2. ¿De qué se trata realmente?
  3. Si se resolviera este tema, ¿qué tendrías de él?
  4. ¿Qué podría hacer hoy para dar un paso hacia la solución?

 

¡El Coaching ayuda!

Una parte esencial del trabajo del coaching es ayudar a los clientes a aclarar problemas y focalizar la atención. Es impresionante que poderes emergen, frecuentemente, cuando las personas descubren estos problemas por ellos mismos

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.